upd.PNG 

rosa-y-bandera.PNG

Los organizadores se guardaron un ‘as’ debajo de la manga. La inesperada intervención del escritor y premio Nóbel de Literatura Mario Vargas Llosa, que no había sido anunciada, para dar apoyo a la nueva formación política Unidad, Progreso y Democracia (UPyD) impulsada por el filósofo Fernando Savater y la eurodiputada Rosa Díez. Vargas Llosa llegó acompañado a ambos, cuando las luces del auditórium del Pabellón de la Casa de Campo, -donde se celebró el acto-, se habían apagado para dar paso a la comitiva mientras sonaba el himno de la nueva formación, muy moderno y alejado de los cánones clásicos.

teresa.JPG

Hubo ovación para todos, especialmente para una Rosa Díez exultante que no dudó en saludar como una auténtica líder al medio millar de personas que abarrotaban la sala. En las primeras filas se pudo ver al actor catalán Albert Boadella, – que junto a Savater también intervino en el acto-,  al pintor vasco Agustín Ibarrola, al ex presidente del Foro de Ermua, Mikel Buesa, o el presidente de Ciudatans, Albert Rivera, muy predispuesto, según confesó a algunos periodistas, a aceptar los cantos de sirena que ya le está lanzando la nueva formación para unir sus fuerzas de cara a las generales.

albert.JPG

La bandera de España acompañó a Rosa Díez

Pese a la presencia de destacadas ‘estrellas’ invitadas, la puesta en escena del acto de presentación del partido de Rosa Díez fue sobria y bastante pobretona. Se nota que las arcas de la nueva formación política no están como para tirar cohetes. Lo que no faltaba en el escenario era una bandera española – para la que hubo muchos ‘piropos’-  junto a la europea – no hay que olvidar que Rosa Díez ha sido hasta hace escasas fechas eurodiputada- .  El atril y una gran pantalla de vídeo que amplificaba  la figura de los oradores era todo el decorado. Fuera, a la entrada del Pabellón de la Casa de Campo  también se habían instalado una pantalla para que el público que no puedo entrar y se quedó fuera no se perdiera los discursos.

publico1.JPG

La ‘fina’ ironía de Boadella

La intervención más celebrada en el acto de presentación de UPyD fue la del actor catalán, Albert Boadella. Cuando parecía que iba a finalizar su discurso Boadella extrajo del bolsillo dos folios bien dobladitos con un listado de ejemplos que le sirvieron para preguntar al ‘respetable’ con su fina ironía si “eso era de izquierdas o de derechas”. “Me encantan los pasodobles, supongo que eso es ser de derechas, pero no me gusta ni Tapies ni Ferran Adriá, lo que me hace mucho más sospechoso y adoro el champán y detesto el cava ¡será también un complejo de derechas?”, se preguntó en alto provocando sonoras carcajadas entre el público.  Pero lo más aplaudido fue su confesión más ‘españolista’: “no siento complejo por decir ¡Viva España! lo que puede ser de derechas o fascista”, ironía que hizo las delicias de Rosa Díez que se lo pasó en grande escuchando al dramaturgo.

FUENTE: Diario Critico

Anuncios