forum-europa.jpg

Rosa Díez y Fernando Savater tienen ya a punto de caramelo un nuevo proyecto político de ámbito nacional que se constituirá formalmente este sábado en Madrid. Ambos, a los que se les empieza a conocer como “pareja de hecho”, se han presentado en sociedad este miércoles invitados por Forum Europa en un desayuno informativo en el que ha estado también presente el ex presidente del Foro Ermua, Mikel Buesa, en calidad de invitado.


Mano a mano, Díez y Savater han ido desgranando los puntales de este “partido nuevo” que nace con vocación de ejercer un papel destacado en la formación del gobierno que salga elegido en las urnas en la cita de marzo de 2008. Su objetivo: la defensa del Estado, como un marco en el que se representen ciudadanos libres e iguales. Su espacio: la ideología “progresista”, tal y como lo ha definido Savater, y que puede ser compartida tanto por la izquierda como por la derecha. Y un caladero de votos, “muy importante”, de la “izquierda desencantada”, en palabras de Díez, quien aún ha precisado un poco más al destacar que se proponen “movilizar” a ese 20% “que se abstiene pero que no es abstencionista”.

Con 3.500 militantes (el 90% no ha militado en ningún partido y ronda una media de edad de los 40 años) de todos los rincones de España, UPD nace a cinco meses de unas elecciones generales a las que concurrirá como una formación de ámbito nacional, y con el objetivo de “hacer política de Estado” con los partidos que “creen en el Estado”, a diferencia -ha subrayado Díez– de lo que se está haciendo en estos momentos, que es pactar con las minorías nacionalistas, en una legislatura -la liderada por José Luis Rodríguez Zapatero– que ha calificado como la “legislatura de la disgregación” y de la ruptura de los consensos básicos que han llevado a caminar hacia un modelo confederal. 

UPD planteará la reforma de la Constitución

“Ésta es una historia apasionante”, ha dicho la ex socialista, que se muestra “sorprendida” de la acogida que está teniendo su proyecto y que la lleva a ser “optimista” y a creer a pies juntillas que “aquí hay banquillo”. Ameno coloquio el que se ha desarrollado tras las intervenciones de Díez y Savater, a quien se le ha vuelto a recordar cuando dijo aquello de que “me la sopla España”. Nada más lejos de la verdad, le ha defendido la ex europarlamentaria.

Con un programa “ambicioso pero muy concreto”, UPD (que presentará un manifiesto) defenderá la reforma de la Constitución, para revisar los títulos competenciales y delimitar “por escrito” cuáles son las competencias del Estado, de las Comunidades Autónomas y de los Ayuntamientos. Esto sin cortapisas, si llega el caso, de plantearse la recuperación de algunas competencias, como por ejemplo en materia de educación. Para Díez no se trata tanto de asumir que el modelo autonómico ha fracasado, sino de admitir que el fracaso ha venido dado por la “inconcreción”.

UPD también propondrá una reforma de la Ley Electoral entre otras medidas de “regeneración democrática”, y no se rasgará las vestiduras a la hora de plantear sin tapujos un debate abierto a todos sobre el desarrollo autonómico treinta años después de su configuración. La política antiterrorista también será un asunto prioritario de la nueva formación, que cree que el único instrumento para luchar contra el terror debe ser la ley y no el “diálogo” con los encapuchados.

FUENTE: El Semanal Digital

Anuncios