Un muerto y tres decenas de heridos en cerca de 200 atentados.Incalculables daños materiales y la amenaza constante sobre las instituciones del Estado español en Cataluña y la Comunidad Valenciana, los intereses empresariales y, sobre todo, la integridad física de los críticos contra la discriminación de los castellanohablantes.El balance de la actividad de Terra Lliure entre 1978 y 1995, cuando la última facción de la banda terrorista que seguía activa anunció su disolución, es el de una ETA a pequeña escala.


Terra Lliure surge en 1978 de la convergencia de varios movimientos independentistas que se consideraban revolucionarios. Entre ellos, el Ejército popular catalán, responsable de los asesinatos del industrial José María Bultó y del ex alcalde de Barcelona Joaquín Viola y su esposa, en los tres casos con una bomba pegada a su pecho.

Ya en 1979, dos miembros de la banda fallecieron: Martí Narco en un tiroteo con la Policía, y Félix Goñi mientras manipulaba una bomba. Al año siguiente, reivindica sus primeros atentados, que consistieron en la colocación de pequeños artefactos explosivos contra las oficinas de la compañía eléctrica Fecsa en Barcelona y en Calella.

Es en 1981 cuando la amenaza de que surja una ETA catalana comienza a preocupar más seriamente a la opinión pública. En mayo de ese año, Terra Lliure comete su atentado más recordado: secuestra a Federico Jiménez Losantos y a una profesora de instituto por su apoyo al Manifiesto de los 2.300, que denunciaba la política de discriminación contra los castellanohablantes a que conducía la política de normalización del catalán. El actual director de La Mañana de Cope y colaborador de EL MUNDO fue liberado días después en un pinar con un disparo en la pierna. Uno de los dirigentes históricos de la banda, Pere Bascompte, fue condenado dos años después a nueve años de cárcel por estos hechos.

Terra Lliure se presenta oficialmente en 1981 en un partido de fútbol en el Camp Nou durante el que se repartieron pasquines en los que la banda se definía a sí misma como «organización revolucionaria que lucha por la independencia total de los países catalanes».

Desde entonces y durante 10 años, mantuvo una intensa campaña de atentados, el más grave en 1987, cuando una mujer falleció en un ataque al juzgado de Borjas Blancas (Lérida). En abril de 1985, amenaza de muerte a los maestros que apoyen el castellano en las aulas.

En 1991, tras negociar con ERC, una parte importante de Terra Lliure abandona las armas, pero otra facción continuó atentando hasta su disolución definitiva en la Diada de 1995.

FUENTE: El Mundo

Noticia relacionada

Anuncios