REPORTAJE DE EL PAÍS

…………….los comunistas exigen la ilegalización del POUM y se procede a detener a sus dirigentes y a sus miembros, que pasan a la clandestinidad. Se disuelven las milicias del partido en el frente.

Andrés Nin y la mayor parte de los dirigentes del POUM fueron detenidos y secuestrados sin que las autoridades de la Generalidad de Cataluña fueran advertidas ni consultadas. Seis días después de su detención, Andrés Nin, es misteriosamente secuestrado. La versión oficial calumnia al POUM acusándole de ser una conexión fascista y concluye que sus raptores eran agentes de la Gestapo. Después de la apertura de determinados archivos de Moscú, después de 1989, se han obtenido pruebas de la participación de agentes de Stalin en el secuestro y posterior asesinato de Andrés Nin.

El gobierno de Largo Caballero trató de resistir las presiones soviéticas para erradicar a los partidos disidentes, y en especial trató de oponerse a la ilegalización y a la represión contra el POUM. Sin embargo, la caída de Largo Caballero, en buena parte debida a los Hechos de mayo, vino a encumbrar a un Juan Negrín menos reacio a tales maniobras, lo cual sentenció el destino del POUM.

Las primeras investigaciones, antes de ser abortadas por el gobierno, parecen indicar que el secuestro fue obra de un agente soviético del NKVD llamado Alexander Orlov con la colaboración de algunas instancias del gobierno y la policía. Se presume que Andrés Nin habría sido trasladado a Valencia y luego a Madrid y Alcalá de Henares, donde, al parecer, fue torturado y asesinado en un chalé propiedad de Constancia de la Mora e Hidalgo de Cisneros.

Al año siguiente, 1938, se enjuició a los dirigentes del partido y se les condenó a prisión por rebelión mientras se reconocía su carácter de organización antifascista. La intervención de Largo Caballero, Josep Tarradellas y Federica Montseny evitaron la condena a la pena capital. Para aquella época la represión previa y numerosos asesinatos habían afectado al POUM, que sobrevivió en la clandestinidad hasta el final de la guerra, pasando directamente a la lucha clandestina contra el franquismo.

Las acusaciones contra el POUM

Según los partidarios de Trostky, una de las tácticas utilizadas por el estalinismo en la Unión Soviética, como parte de la política de erradicación de los opositores como Bujarin, Kamenev o Trotski, fue asociarlos con una conjura fascista internacional de la cual serían meros agentes para la desestabilización de la revolución.

La misma política en España habría sido promovida por Moscú contra los anarquistas y contra el POUM. George Orwell escribe que, en vísperas de los Hechos de Mayo de 1937 en Barcelona, las publicaciones en manos del gobierno habían asumido y difundido la idea con tanta naturalidad que era difícil que incluso en periódicos izquierdistas extranjeros no se pensara que el POUM no era manejado desde Berlín. Esto parecía aún más evidente si se tiene en cuenta que el partido acusaba a la república, y a la prioridad de ganar la guerra, de contrarrevolucionarios.

FUENTE: Wikipedia

Anuncios