joseba-arregui.jpg

El antiguo dirigente peneuvista Joseba Arregui está convencido de que los líderes de UPD «saben diferenciar perfectamente entre lo que es una plataforma y un partido». De hecho, considera que una de las razones por las que Fernando Savater y Carlos Martínez Gorriarán «han dado el paso» es el «reducido papel» que cumplen los colectivos cívicos en una sociedad donde «los políticos comen todo el espacio de movilización ciudadana». Aunque, eso sí, advierte de que «los intelectuales son muy malos militantes de partido porque están acostumbrados a pensar por sí mismos».

Arregui fue consejero y portavoz en el Gobierno vasco. Abandonó el PNV por discrepancias con su dirección y en 2004 fundó Aldaketa, una agrupación cívica destinada a promover la regeneración de la cultura política vasca. En sus filas es posible encontrar desde antiguos cargos públicos hasta sindicalistas y un amplio abanico profesional. A la Plataforma Pro la elogia como «un conjunto de ciudadanos capaz de criticar a todos los partidos por razones diferentes».

Como buen conocedor de las dos caras del asociacionismo social y político, el ex dirigente jeltzale sostiene que en una plataforma «se vive mejor que en un partido; las ideas son más escuetas y los principios, más sueltos. Incluso tienen la credibilidad, pero el mercado es lo que es: en el actual estado de polarización, la asociación carece de sitio».

Arregui, no obstante, reconoce que los partidos «son necesarios, aunque otra cosa es que sean suficientemente democráticos. Se han vuelto más doctrinarios y sufren un problema muy serio, que es la falta de democracia interna y cómo reintroducirla. Porque en todos ellos, el que piensa se queda solo».

-¿Volvería a inscribirse en uno?

-No. Después de haber pasado por un partido y haberlo abandonado, estoy curado de espanto.

M.P.

FUENTE: El diariomontanes.es

Anuncios