gorriaran.jpg

Después de Savater y sus desvaríos, ahora le toca el turno al Señor Carlos Martínez Gorriarán. Escribió hoy este ilustre portavoz del proyecto de partido de Basta Ya que Abascal estaría mejor con Le Pen. Es decir que le trató de fascista, o de facha, o de extrema derecha, o de la derecha extrema, elijan ustedes.


¿Quién es Santiago Abascal? Ante todo, alguien que piensa y dice que “la España democrática ha nacido de la España histórica”. Nada distinto a lo que puedan decir acerca de sus respectivos países cualquiera de los demócratas que gobiernan en nuestros países vecinos, los de “la vieja Europa”.

También es presidente de la Fundación DENAES, cuyos objetivos son, entre otros, “cultivar el patriotismo” y “convocar movilizaciones sociales en pro de la unidad de la Nación Española y de la fortaleza necesaria de las instituciones comunes para la salvaguarda de la igualdad y la libertad de todos los españoles.”
Igualmente, se dedica a “denunciar ante la Justicia a las entidades públicas o privadas o personas individuales que cometan delitos o faltas contra la unidad y dignidad de España, contra sus símbolos, contra su idioma común, que promuevan la discriminación o división entre los españoles, o que no cumplan con la legislación vigente.” Y a “apoyar a cualquier español que, por el hecho de serlo, o por querer ejercer el derecho constitucional de utilizar la lengua española en cualquier punto del territorio nacional, resultara perseguido, vejado, o dañado.”

Ah, se me olvidaba un detalle, casi sin importancia, pero bueno, lo voy a incluir: “respaldar a las víctimas del terrorismo separatista.”

Cuánto lepenismo, Señor Gorriarán. Póngale una diana a Santiago Abascal, sería lo más recomendable para identificar y controlar a semejantes fachas. Y de paso, pongámela a mí, pues comparto con él su visión de España, de la democracia y de la lucha contra el terrorismo. Para ser más eficaz y ganar algo de tiempo, le recomiendo que coloque un anuncio en Gara.

Jorge Harrison

FUENTE: Ciudadanos en la Red

Anuncios