upd.jpg

 Fernando Savater, Rosa Díez y Carlos Martínez Gorriarán posan con la madre de Joseba Pagazaurtundua.

El acto celebrado anoche en San Sebastián fue mucho más que la «puesta de largo» de Rosa Díez como miembro activo del partido impulsado por «Basta Ya». Las doscientas personas que llenaron la sala del hotel que acogió la convocatoria volvieron sus miradas a la madre de Joseba Pagaza, Pilar Ruiz Albisu, en cuanto pisó el recinto, revestida del inmenso coraje que siempre la acompaña. Llegó con su nuera, Estíbaliz Garmendia, viuda del jefe de la Policía Municipal de Andoain asesinado en 2003. Las dos quisieron testimoniar con su presencia que los promotores de esta nueva vía política han estado siempre a su lado, el de las víctimas.

En otras ocasiones han demostrado ese mismo reconocimiento al PP asistiendo a actos de homenaje a víctimas organizados por ese partido. Su inquebrantable firmeza viene a decir que el de los demócratas es un solo bando. Pero no sólo eso: una emocionadísima Pilar Ruiz explicó que se sumaba a esta reunión «para representar a mi hijo, porque él hubiera estado aquí. No está porque lo mataron. Pero yo le digo «hijo, perdiste la vida, pero no perdiste la dignidad»». Arropada por cálidos aplausos y con la voz quebrada, tuvo que ser confortada por Rosa Díez.

La que se perfila como líder del futuro partido quiso mostrar brío y empuje, después de dejar el PSOE, y cerró las intervenciones iniciales (por algo Fernando Savater comentó que Carlos Martínez Gorriarán y él asumen su condición de «teloneros») con un discurso contundente y desacomplejado. Primero ironizó Díez sobre la opinión de sus ex compañeros («cuando estaba, me decían que me fuera, y ahora que me he marchado, me critican por irme»), y aludió a su tan reiterado mensaje de que la nueva fuerza perjudica sólo al PP: «Si así fuera, sus medios afines nos estarían dando entrevistas de cuatro páginas, y ocurre más bien lo contrario».

El momento más vibrante de su intervención llegó cuando reivindicó la creación de una nueva fuerza política con sentido de Estado: «El Partido Socialista ha renunciado a él, y el PP dice que sólo él lo va a defender. Y no va a ser así». Por ello, alentó «la defensa de los símbolos constitucionales. De la bandera, sí. Porque defenderla es defender derechos y libertades en un país en el que por los símbolos se ha asesinado a mucha gente. Y para los que nos dicen que «para eso ya estamos nosotros» (en alusión al PP) les diría que no puede haber sólo un partido que defienda al Estado».

Unidad de España

Antes, Fernando Savater había argumentado que la formación defiende la unidad de España «no en clave metafísica, sino porque sólo así se consigue la igualdad de los ciudadanos». Comentó también que antes de final de mes la Plataforma Pro difundirá un comunicado explicativo de las razones por las que da este paso al frente. Carlos Martínez Gorriarán, por su parte, explicó algunos pormenores de la creación de un partido cuyas demandas girarán sobre tres ejes: «La reforma de la Constitución mucho más allá de la sucesión de Infantes e Infantas, la reforma de la Ley Electoral y medidas de regeneración democrática. No puede ser que ahora un fiscal general tenga la potestad de vaciar el contenido de una ley, como así ha ocurrido».

Estos días los impulsores del nuevo proyecto político han colgado en la web de «Basta Ya», precisamente, una fotografía tan elocuente como desgarradora en respuesta a las invectivas que desde las filas del PSOE se han lanzado contra la nueva fuerza política, referidas todas ellas a su connivencia o concomitancia con el PP. En ella se ve a Rosa Díez, Fernando Savater y María San Gil en el Ayuntamiento de Andoain, en el pleno que siguió al asesinato de «Pagaza». Allí estaban también otros muchos militantes socialistas y del PP; todos juntos, como una sola voz, movidos por la indignación y solidarios frente al terror. Esa imagen es la más nítida respuesta a los socialistas, según se volvió a refrendar anoche en los discursos de Díez, Savater y Gorriarán: Unos principios que llevaron a Pilar Ruiz (que ayer volvió a dejar patente que es un espíritu lúcido, y no un alma ofuscada) a decirle a Patxi López al principio del «proceso», hace dos años: «Harás y dirás cosas que me helarán el corazón».

La cena-coloquio celebrada anoche estaba diseñada en principio como un acto interno de la «Plataforma Pro», para intercambio de pareceres sobre el futuro partido que probablemente terminará bautizado con el nombre que ya se ha inscrito de Unión, Progreso y Democracia. Esa «upedé» que, dicha así, en siglas, trae connotaciones positivas. «Suena a ganas de consolidar la libertad. A «ucedé», claro», decía alguno de los asistentes. El acto, desbordado por la repercusión pública que está alcanzando el proyecto, consolidó una fórmula de presentación a tres bandas con Rosa Díez, Savater y Martínez Gorriarán: «La líder, el intelectual y el estratega», apuntó un miembro avezado de la «Plataforma Pro».

Expectación

La expectación generada por la noticia de la creación del nuevo partido atrajo a esta reunión a simpatizantes de toda España: desde catalanes miembros de Regeneración Democrática (formación escindida de Ciutadans) a grupos de Madrid, Zaragoza, Vizcaya, Santander, Álava o Navarra. Con estas citas sucesivas, muy abiertas al intercambio y la participación, la futura UPD va tejiendo sus mimbres; una reunión fundamental tendrá lugar el próximo día 15 en Madrid. En ella se perfilarán el programa y la estrategia y se adoptará una decisión definitiva sobre el nombre del partido.

FUENTE: ABC

Anuncios