albert.jpg

Ciutadans-Partido de la Ciudadanía se mantiene en sus trece y rechaza fusionarse con la Plataforma Pro, el proyecto lanzado por Basta Ya. La formación que preside Albert Rivera prepara en solitario su participación en las elecciones generales, previstas para el próximo marzo.

Rivera explicó ayer a EL PERIÓDICO que el proyecto de la nueva formación que lideran Fernando Savater y Rosa Díez todavía está pendiente de definirse: “Aún tienen que presentar el proyecto y concretar cuáles serán sus planteamientos ideológicos, sus propuestas electorales, y su modelo de partido”, argumentó, para añadir que, hasta que no se den estas condiciones, es imposible plantear cualquier alianza con la nueva plataforma.
De acuerdo con lo aprobado por unanimidad por el consejo general del Partido de la Ciudadanía el pasado 20 de julio, estos preparativos preelectorales comportan la creación de nuevas delegaciones fuera de Catalunya y, en algunos casos, la búsqueda de acuerdos territoriales para formar coaliciones con partidos u organizaciones de carácter local en el resto de España.
En todo caso, Rivera descartó la fusión de las dos fuerzas, una exigencia cuya aceptación es considerada “indispensable” por el grupo surgido en Euskadi. El líder de Ciutadans fue muy tajante al señalar que, puestos a plantear una fusión, debe tenerse en cuenta que mientras que la Plataforma Pro es tan solo un proyecto, Ciutadans es una realidad con más de un año de existencia, una implantación en nueve comunidades autónomas y con representación en el Parlament y en varios ayuntamientos catalanes.
El presidente de Ciutadans aportó otro argumento, que mezcla política y calendario: es imposible, por falta de tiempo, abrir un proceso de debate interno para decidir si se acepta la propuesta de fusión o se rechaza. Las elecciones están previstas para celebrarse en marzo del 2008 y este nuevo debate se solaparía con el proceso, ya iniciado, de elecciones primarias para escoger a los candidatos y la elaboración del programa electoral.

DOS PEOR QUE UNO
El último congreso de Ciutadans, celebrado a finales del pasado mes de junio, abrió una brecha muy importante en el partido. Rivera ganó, pero el sector liberal, agrupado en Regeneración Democrática, y el izquierdista de Alternativa Ciudadana Progresista (ACP) anunciaron su abandono del partido y su voluntad de sumarse al proyecto de Basta Ya.
En las últimas semanas, entre los que se quedaron y los que se fueron ha aparecido un temor, no confesado públicamente, pero palpable: la competencia electoral entre dos candidaturas que se proclaman antinacionalistas solo servirá para que ambas salgan perjudicadas por la división de un electorado cuya magnitud es una incógnita.

EVITAR ERRORES
Este temor ha movilizado al dramaturgo Albert Boadella y al periodista Arcadi Espada, dos de los fundadores de Ciutadans de Catalunya, que, pese a no ser militantes del partido, se muestran próximos a Regeneración Democrática. Ambos expresaron ayer su apoyo a la Plataforma Pro, aunque, al mismo tiempo y con el mismo énfasis, apelaron a una alianza electoral entre las dos formaciones. “Sería un error no hacerlo”, dijo Boadella.

FUENTE: El Periodico.com

Anuncios