001.jpg 

El historiador cree que España camina hacia la “fragmentación del Estado” con los procesos estatutarios

El historiador Francisco Sosa Wagner afirmó hoy que debería evitarse “la singularidad española en virtud de la cual unos partidos con implementación regional condicionan de manera tan activa la política nacional”.

También propuso “un pacto de Estado” similar al acordado en Alemania de cara a la reforma de la Constitución de 1949 -un proceso que se llevó a cabo el año pasado- en el marco de “las reformas políticas que se han puesto en marcha con motivo de la implantación de los nuevos Estatutos de Autonomía”, informó la Universidad de Cantabria en un comunicado.

En opinión del historiador, estos textos estatutarios que “se están haciendo en Barcelona, Sevilla, Santiago de Compostela y Valladolid” crean “unas tensiones muy grandes, algo que ya se está viendo en Andalucía” y no son más que el comienzo del camino que desembocará en “la fragmentación del Estado”.

Sosa Wagner -que fue miembro de la Comisión de Expertos que diseñó el modelo autonómico español- intervino en el curso “España como concepto progresista”, que se desarrolla esta semana en Laredo dentro de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria.

El historiador puso como ejemplo Alemania, que cuenta con “un modelo federal de gran tradición histórica, institucional y política”, mientras que España camina “del modelo federal al confederal, lo que supone un retroceso en la historia”. En su opinión, en España se rompe en este momento el principio básico del federalismo, a través del que “el todo y las partes se ponen de acuerdo en lo que son las grandes líneas de la arquitectura constitucional”.

“España va hacia la fragmentación del Estado”, subrayó, señalando que “es peligroso” que pesen más unas comunidades autónomas que otras, en función de que sus partidos nacionalistas “condicionen con sus votos la política nacional”. “Lo estamos viendo”, afirmó, por lo que es importante volver al modelo federal tradicional, “que son modelos que se estructuran sobre la base de los partidos políticos nacionales”.

Debido a esto, tanto las comunidades autónomas como los grupos políticos “deben pedir un pacto de Estado”, dijo, de manera que “todos tengan unos máximos de competencias ajustados y que partan de unos acuerdos globales”. “No puede ser que en cada territorio se estén haciendo las componendas correspondientes”, señaló, “aunque luego pasen por el filtro de las Cortes Generales”. “Esto no es un pacto de progreso, sino de regresión”, opinó.

Para Sosa Wagner “todo esto les puede parecer bien a los nacionalistas”, pero no “a los que pensamos en términos socialistas”, ya que “si lo poco de justicia social que hay en el mundo está en el Estado” hacen falta “instituciones políticas fuertes y no fragmentadas.

FUENTE: Diario Siglo XXI / Ciudadanos en la Prensa

Anuncios