manolo-escobar.jpg

Víctima reiterada de la ola de robos que sacude la Costa del Sol, Manolo Escobar se deja ver el ‘porompom-pelo’ en Benidorm. Aguanta la laca de España a los 75, porque el pasodoble es muy ‘heavy’. Cosas de la edad, se le ha visto cantando con un koala. Carroza que es uno.

 

Nos recibe Benidorm con su aliento de julio escaldado, llegamos después de 480 kilómetros a su casa cual beduinos con trípode y no conocemos a Manolo. Da bastante el cante antes de arrancarse artista, quitarse el rolex y posar hecho un macarra: llega a decir que mejor nos vayamos, que no va a responder a preguntas de política y que quiere leer antes el cuestionario. Pare el carro…

La viagra del país es la laca de don Manolo, que evoca una España caída y nos la levanta. A España, claro.

Pregunta.- Dijo Curry Valenzuela, incomparable comunicadora: «Que Manolo Escobar no se atreva a cantar el Que viva España demuestra cómo está el país».

Respuesta.- ¡Que yo no me atrevo a cantar el Que viva España! ¡Pero si lo canto todos los días! Eso lo que demuestra es que ella no ha ido a verme, dile tú a la Cuqui Fierro esa…

P.- A Curry Valenzuela.

R.- Eso, a Cuqui Valenzuela, dile a esa señora que Manolo Escobar existe, y que vaya a verlo de vez en cuando, coño…

P.- ¿Quién le iba a decir a usted que a su edad iba a acabar cantando con un koala?

R.- Nadie. Cuando me lo propuso el año pasado me pareció una locura, una locura graciosa, conociendo a El Koala. La ensayamos y la grabamos y así quedó. Al cabo de un tiempo me llamó y me dijo que la casa de discos quería grabar un videoclip y que quería que saliera yo. Y le dije: «Pues vamos allá». Parece que a algunos les ha dado por conocer a Manolo Escobar ahora por haber grabado esto con El Koala.

P.- ¿A lo mejor se quema en verano?

R.- ¿Quién?

P.- Usted.

R.- Yo no. Por una razón muy sencilla: yo no pienso trabajar con El Koala.

P.- Muy poca gente sabe que es usted marxista.

R.- Por parte de hembra sí soy marxista: mi mujer se llama Ana Marx. Pero ella no tiene nada que ver con Carlos Marx, sino con los hermanos Marx.

P.- ¿Se cantaba mejor en blanco y negro?

R.- No, yo creo que se cantaba peor en blanco y negro.

P.- ¿Y gobernar? ¿Se gobernaba mejor en blanco y negro?

R.- Yo creo que se gobierna mejor en color que cuando lo hacíamos en blanco y negro. Pero todavía puede gobernarse mucho mejor.

P.- El Gobierno y la oposición apenas se hablan. ¿Peligra el baile agarrao en este país?

R.- El baile agarrao no tiene nada que ver con política, tiene que ver con el hombre y la mujer. A nosotros nos gustaba bailar con la mujer y acercarla a uno. Ahora no, uno baila aquí, otro allá, a cinco metros…

P.-No me gusta que a los toros / te pongas la minifalda… ¿Esto es un canto al burka?

R.- No. Esto es un canto que me hizo un amigo y que no es una de las mejores canciones que yo he grabado. Pero que conste que, hoy por hoy, a mí las mujeres me encantan con minifalda.

P.- ¿Cuándo va a dejar la canción protesta?

R.- Que yo sepa nunca he hecho canción protesta. Dígame un ejemplo, a ver.

P.- No sé, no las he oído todas enteras, alguna tendrá por ahí…

R.- No, no, las mías no protestan por nada. Al contrario: alaban muchas cosas.

P.- ¿Qué cantaría en una fiesta del Orgullo Gay?

R.- El carro y el Viva España, lo que sé cantar. Si el Orgullo Gay me lo admite, paga y respeta mi cante…

P.- ¿Se puede hacer el amor en un 600?

R.- Claro. Y fuera del 600 también. A ver si tú te crees que yo no he sido joven. Y, además, yo ya hacía el amor antes de que naciera el 600. Tú no, pero yo sí.

P.- Usted es de El Ejido. Confiese: ¿qué hacía y dónde estaba cuando los ataques racistas del pueblo?

R.- Yo nada, lamentaba mucho que eso pasara en el pueblo donde nací y donde la gente es tan estupenda. Pero tú sabes que, con el tiempo, la inmigración es así. Cuando hay muchas religiones de por medio es muy difícil que no pasen cosas.

P.- ¿Es de los que cree que los inmigrantes se tienen que ir con la música a otra parte?

R.- Los inmigrantes deben estar mejor tratados, mejor considerados por el Gobierno y con puestos de trabajo. Nosotros emigramos también en los 60 y los 70.

P- ¿A quién le vendría bien hacer la mili?

R.- La mili le vendría bien a todo el mundo. Te hace tener respeto, conciencia del deber.

P.-Porompompom-poromporompompompero-peró… ¿Es éste su único tema en inglés?

R.- Pues no lo sé. En Argentina decían que yo le cantaba a Perón… Creían que decía: «Porompompom, poromporompompompero Perón». Pero, vamos, yo no sé cantar en inglés. Lo único que sé decir es eso… cómo se dice… «Orvuar» [por «Au revoir»], ¿no?

P.- ¿A usted, como buen músico, le cantan hasta los sobacos y los pies?

R.- A un músico le pueden cantar muchas cosas, pero si le cantan los pies es que es un guarro.

P.- ¿Qué es un cantante despeinado?

R.- Me cago en diez, pues no lo sé. Es que yo llevo mucha laca, ¿sabes? No tengo ni idea. Pero se puede ser despeinado y buen cantante. Y estar muy peinado y cantar muy mal.

P.- ¿Qué le debe a ella?

R.- ¿A mi mujer?

P.- A la laca.

R.- El que me mantenga una personalidad desde hace muchos años. Si no llegáis a venir vosotros, yo estoy sin laca. Pero cuando toca me pongo la laca y el peluquín, pero esto último no se lo digas a nadie.

P.- ¿Usted es un fruto de Almería, un producto made in Benidorm o un souvenir de España?

R.- Yo soy un cantante de España al que le gusta cantar las canciones de siempre y al que le gusta llevar a España por bandera. Yo no digo que Serrat, Sabina o Julio Iglesias no lleven a España por bandera, pero aquí lo que siempre se ha escuchado han sido los pasodobles, la rumbas… Eso siempre lo he llevado conmigo.

P.- Tengo un amigo con una camiseta en la que pone: «La copla me la sopla».

R.- Pues será que no le gusta. A mí hay algunas cosas que me la soplan. Como la política y los políticos. Te iba a decir otra, pero no te la digo.

P.- Dígamelo.

R.- ¿Me prometes que no lo vas a poner?

P.- No, amigo, si me lo dice lo tengo que poner.

R.- Entonces no.

P.- ¿Con la grabadora apagada?

R.- Ya veremos.

P.- ¿Qué tiene la España bisbalizada que no tenga la España escobariana? ¿Un poco de rizos con gomina y un movimiento de narices?

R.- Ese no se despeina. David es mucho más moderno que yo, pero somos amigos. El cantaba en una orquesta y venía a verme cuando trabajaba por aquí. El año en que salió Operación Triunfo fue a cantar cerca de Almería y se presentó a verme: «¡Hombre, Manolo!». Ahí lo tienes ahora. Es un chico triunfador.

P.- Mucho cantar y cantar, pero a Franco nadie le levantaba la voz.

R.- Me imagino que a Franco no se le levantaba la voz por la edad. Yo nunca le pude levantar la voz porque nunca hablé con él.

P.- Señor carroza, ¿agradece que no le pregunte por el puñetero carro?

R.- Pues sí. Te agradezco mucho que no me hagas esta pregunta. En cuanto a lo de señor carroza, nada, joder, que yo soy un señor mayor pero de carroza nada. Que sigo trabajando todos los días.

PEDRO SIMÓN

FUENTE: El Mundo

Anuncios