adios.jpg

Jaime Climent, ex candidato a la alcaldía de Tarragona por Ciutadans Partit de la Ciutadania. El ex líder del partido se ha dado de baja y formará parte en septiembre de una nueva formación.

¿Por qué lo deja?

Después del segundo congreso se ha desvirtuado el proyecto inicial, que nació no para ser un partido político más, sino como un movimiento ciudadano de regeneración. Entiendo que el partido se ha alejado de estos principios.

¿En qué sentido?

El objetivo de Ciutadans era apelar a la razón, ya que había un exceso de romanticismo reflejado en el nacionalismo de Catalunya. No queríamos instalarnos como un partido más, sino regenerar la forma de hacer política. No ha sido así, y se ha posicionado en el centro izquierda. Esto es en sí mismo una adscripción a algo abstracto o a los motivos que inspiraron el partido.

¿Cree que es el final de Ciutadans?

Sí. Se han roto los principios básicos de su fundación.

¿Está decepcionado?

No, porque lo hemos intentado. Nos quedamos a menos de mil votos de obtener representación y fuimos los cuartos mejor valorados, por delante del PP e ICV.

¿Fue un mazazo no entrar en el Ayuntamiento?

Para nada. Fue una muestra más de lo difícil que es lograrlo. Los medios no cubren igual a un partido con representación que a otro. Nuestra meta no es la de tocar moqueta, sino lanzar propuestas.

¿También lo hubiera dejado si ahora fuera concejal?

No se puede hacer política ficción. La crisis de Ciutadans responde a más factores que el fracaso del 27 de mayo.

Octavi Saumell

FUENTE ARTICULO: Diario de Tarragona

FUENTE IMAGEN: Ciudadanos en la Red

Anuncios