arcadiespada26072007.jpg

 

El periodista y escritor Arcadi Espada aseguró que ya “es hora de que el discurso nacionalista cambie y se sustituya por uno de unidad” porque el proyecto español no es “un proyecto de oscuridad y de malversación de los fondos morales, sino que es un proyecto de libertad y ciudadanía” en el marco del ciclo de conferencias de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria.


El autor de ‘Ebro/Orbe’ y ‘Diarios’, que ofreció la ponencia ‘España, una trama de afectos’ en el Centro Cultural La Residencia de Castro Urdiales, afirmó que la trama de afectos entre españoles es mucho más sólida de lo que nos quieren hacer creer a través del discurso político.

El escritor afirmó que el principal reto político de los próximos meses de cualquier mayoría gobernante de España será “asegurar el surtido de esa trama de afectos desgarrado por los últimos acontecimientos de la vida española”. Según Espada, el país es un lugar donde la gente está muy mezclada y donde una persona que viva en Cataluña, Madrid, el País Vasco o Andalucía tiene un hermano en Galicia, otro en Extremadura, dos en León y otro en Aragón. “Eso es fruto de nuestra historia, una trama de afectos que, de alguna manera, se constituye como una de las singularidades del proyecto político español”.

Para el periodista “vale la pena” luchar porque durante treinta años hemos tenido un discurso “disgregador y centrífugo que han monopolizado los nacionalistas y que ya es hora de que cambie”. Explicó que la herencia de este discurso ha gobernado España con independencia de qué partido está en el Gobierno central. “Hoy vemos como el partido popular pacta en las elecciones para poder gobernar con el partido nacionalista, cuando sus mayorías políticas no son los suficientemente sólidas y es un proyecto político basado en la conquista y el reparto del poder, antes que en la conquista y el reparto de los principios”.

Arcadi Espada apeló a la conciencia ciudadana e insistió en que es el momento de que buena parte de los españoles razonables desconfíen del Estado “basado en un puro y simple cambalache de minorías nacionalistas que exprimen con el beneplácito de las fuerzas políticas nacionales el poder político de estado”.

Sobre la plataforma Ciudadanos por Cataluña, de la que fue uno de sus impulsores, opinó que es “la reacción más importante que se ha producido contra esta lógica del poder y por un compromiso de un proyecto de libertad”.

Sobre la unión entre españoles habló también de la unión ibérica, es decir, con Portugal. Manifestó que al igual que el Nóbel José Saramago es más lo que une con este país a lo que nos desune entre españoles y, aunque no se aventuró a presagiar la fusión de ambos países si matizó que es preferible luchar por ello a litigar por lo contrario.

La objetividad periodística

Por último, Espada habló sobre el papel que hoy día juegan los medios de comunicación y cómo algunos de ellos se posicionan afines a ciertas ideas políticas. Aseguró que él lo ve todo de una manera “muy simple” porque “uno puede tener las opiniones políticas y estéticas y éticas que prefiera, pero son opiniones y son perfectamente compatibles con el ejercicio del periodismo”.

El problema surge, según el escritor, cuando las opiniones transcienden: “Consiste en eso tan denostado por los ignorantes que se llama la objetividad periodística, algo muy simple de enunciar aunque difícil de realizar. Se trata de explicar la verdad con independencia de las convicciones que cada uno tenga y creo que ése es el proyecto periodístico. Cualquier periodista que no se rija por ese principio es un periodista que no está haciendo bien su trabajo”, concluyó.

FUENTE: Santander Ciudad Viva

Anuncios