carbona-y-albert.jpg 

La exclusividad tiene sus ventajas, y también sus inconvenientes. La orientación que la nueva dirección de Ciudadanos esta dando al partido, donde las personas han llegado a ser lo menos importante, y los intereses políticos lo más imperioso, provoca reacciones.

Al despropósito de la aprobación del Nuevo Ideario de la formación, se le une el desprecio sistemático a los afiliados que no comulgan con el poder. 

Ciudadanos continua rompiéndose. 

El coordinador de Valencia-Murcia, Vicente Carbona, después de los contactos establecidos por la dirección de Ciutadans con el PSD, a sus espaldas, sin su conocimiento y presencia, ha tomado la decisión de abandonar el partido junto con todo el consejo de la agrupación, menos un miembro, y 43 militantes más. 

Se da la circunstancia de que el PSD es un partido de ámbito prácticamente exclusivo de la Comunidad Valenciana y ha sido la primera formación de cierta entidad con la que la nueva ejecutiva de Ciudadanos ha establecido contactos previos de cara a las proximas elecciones generales. 

Carbona apoyó en el último congreso las tesis de Brouza-Brey, frente a Rivera. El desprecio sufrido ha pesado más que los meses de dedicación y trabajo y la intención inicial de permanecer en el partido, a pesar de como se desarrolló el conclave Ciudadano.  

Y es que matar a Rousseau, no sale gratis.

FUENTE: Blog 

Anuncios