ibouza-net.jpg

«Parálisis», «bloqueo» o «deterioro» son algunos de los términos utilizados por el sector crítico de Ciutadans para definir la situación que atraviesa el partido por la mala gestión de su presidente, Albert Rivera, a quien critican su personalismo.

Encabezada por el profesor Luis Bouza-Brey, la candidatura alternativa a Rivera será presentada en el congreso que el partido celebra este fin de semana y cuenta con el apoyo de algunos de los intelectuales que impulsaron Ciutadans: Albert Boadella, Arcadi Espada, Xavier Pericay y Teresa Giménez. El principal objetivo de este grupo es la fusión con la plataforma «Basta Ya» para formar un partido español. En este sentido, Bouza-Brey lamentó que Fernando Savater o Rosa Díez no hayan sido invitados al congreso «para m pezar a trabajar en ello».

El líder del sector crítico explicó que Ciutadans «lleva paralizado desde hace ocho meses pues, tras las autonómicas, se trataba de elaborar líneas políticas a nivel español». Asegura que Rivera no sólo parece haber renunciado a ese objetivo, sino que ha tomado «decisiones erróneas» que llevaron al partido a una caída de votos en las elecciones del 27-M. Al respecto, este colectivo califica de «demagógica» la campaña que Ciutadans hizo en las locales. Bouza-Brey acusa a Albert Rivera de «personalismo» y de traicionar el «espíritu Tívoli» —teatro donde Ciutadans se presentó en sociedad— consistente en incluir en el programa electoral cuestiones como el terrorismo, la estructura territorial o la ley electoral. Por contra, el líder de la candidatura alternativa denuncia la falta de proyección nacional del partido, por lo que su apuesta es la fusión con «Basta Ya» para crear un «partido transversal» que acoja tanto a votantes liberales como socialdemócratas. Bouza-Brey abandonará Ciutadans si no se cumple ese objetivo de expansión nacional.

FUENTE: ABC

Anuncios