santiago-gonzalez.jpg 

Un desgranar de soldados muertos de los que iban dando cuenta internet y la radio enfrió ayer la soleada tarde veraniega. Llaman la atención algunas de las palabras que acarrearon la información. El sintagma “ataque premeditado”, por ejemplo, acuñado por el ministro Alonso, es una expresión que lleva dentro, como una matrioshka, otro sintagma: “misión de paz”.

¿Qué cosa es una misión de paz? Una acción bélica que desarrollan los buenos en países en guerra. Lo que antaño se llamaba “Ministerio de la Guerra” ha pasado a llamarse hoy en casi todos los Gobiernos “Ministerio de Defensa”.

¿Por qué calificó Alonso de ‘premeditado’ el ataque que sufrió en contingente español? No se conocen casos de ataques involuntarios, casuales o accidentales, como no se conoce el caso de nadie que se haya suicidado sin querer. Hay acciones que implican a la voluntad de manera irremisible; poner un coche-bomba y hacerlo explosionar es una de ellas.

Un ataque con coche bomba realizado adrede contra un ejército en misión de paz es un atentado. El vicario Pagola, de la diócesis de San Sebastián, acuñó hace años un brillante oxímoron: “atentados justos”. El presidente del Gobierno encontró una tercera vía entre el oxímoron y el pleonasmo: En tres ocasiones llamó “accidentes” a los atentados terroristas en otros tantos lapsus que le fueron impuestos por ETA, de ser ciertas las informaciones de ‘Gara’ a este respecto.

Otro detalle que llama la atención en el titular es el participio. “Atribuido a Al Qaeda”, dice, sin explicar atribuido por quién. “Que el Gobierno atribuye a AlQaeda”, por ejemplo. El texto de la información ¿precisa? que “El Gobierno atribuye al grupo Fatah Al Islam, próximo a Al Qaeda, el ataque…” ¿Qué quiere decir ‘próximo’?

SANTIAGO GONZÁLEZ

Del Blog de Santiago

Anuncios