santiago-gonzalez.jpg

Desde que se estableció la institución del mayorazgo, la transmisión indivisa del patrimonio a los primogénitos fue norma que arraigó en la nobleza y aun entre el pueblo llano. Era una justa, aunque largamente demorada contrapartida a lo del Ángel Exterminador.

Nació así la costumbre de que el mayor de los hijos se quedara con la hacienda, el título, la casa, el caballo y la pistola (León Felipe, aproximadamente). Para los segundones sólo quedaba lo que se llamaban “los bienes libres” de la familia, la calderilla. Su destino era la carrera militar o la eclesiástica. Hoy en día, gracias a la España plural y diversa, al hijo que llega el tercero se le hace presidente autonómico. Es el caso de Fernando Puras, que parece francamente encariñado con la idea.

Miguel Sanz, que ha congelado toda mala palabra e incluso los malos pensamientos sobre los socialistas, ha hecho al PSN una oferta que cabe calificar de espléndida. No lo suficiente para Pepe Blanco, que ha pedido a UPN generosidad para formar un Gobierno y darle la Presidencia al tercero.

A falta de saber si Zapatero piensa intervenir en el asunto, lo que espera su secretario de organización de Sanz no es generosidad, sino una bondad que desborda la del legendario Abundio. Una cosa es que Sanz no haya sido durante la pasada legislatura un modelo de condescendencia o flexibilidad con el principal partido de su oposición. Sería lógico que eso le encareciese la factura en la negociación con UPN para la formación de Gobierno. Pero otra es considerar que con 12 escaños se tiene más legitimidad que quien ha sacado 22 para presidir el Gobierno, sin haber explicado los pactos a la ciudadanía en el momento de solicitarle el voto. Ésta puede ser una perspectiva ilusionante para la militancia socialista, que puede optar a cargo después de muchos años de no tocar pelo, pero no va a ilusionar tanto a sus votantes, que comparten mayoritariamente una idea de Navarra escasamente compatible con NaBai. Si el pacto se produce pasará factura, como en los cinco pisos piloto de 2003.

SANTIAGO GONZALEZ. Blog de Santiago

Anuncios