savater-prensa.jpg

EL DIARIO MONTAÑES – junio 3/2007 

BUSCAMOS EL APOYO DE LOS ABSTENCIONISTAS 

«Un tercer partido haría que los dos principales se regeneraran»
«En Cataluña ha crecido una plantita a la sombra de los grandes partidos»

Savater recibe constantes llamadas al teléfono móvil y fijo. Varias se interesan por el proyecto de un nuevo partido de ámbito nacional, idea que abandera junto al profesor de la UPV Carlos Martínez Gorriarán y medio centenar de integrantes de Basta Ya. Una iniciativa que, insiste, está en la «línea de salida». Gran aficionado a las carreras de caballos, utiliza el símil deportivo para advertir de que con su partido no se sabrá hasta el final si enfila con opciones las generales del 2008.

-¿Es necesario un nuevo partido?

-Nuestra percepción de lo que está ocurriendo no ha cambiado para nada por los resultados electorales del 27-M. Las razones para el nuevo partido son las mismas.

-¿Lo ve factible?

-De momento, me parece que va bien. Hay muchas adhesiones. Yo tampoco soy nadie dentro del proyecto, ni me pertenece la idea. Todo se valorará después del verano. Hay que hacer las cosas bien y no tirarse a la piscina sin saber si hay agua.

-¿Hay espacio para otra opción?

-Solo hay que ver la abstención. Mucha gente reconoce que no va a votar. Habría que recuperarles para la democracia.

-¿De qué forma?

-Motivándoles. La idea es ofrecer algo distinto.

-¿Y qué deberían hacer ustedes que no haga el resto?

-Buscamos un partido con una mentalidad de defensa razonada de la unidad del país, que no ceda ante el terrorismo, que piense en reformas constitucionales… Hay cosas buenas en el Gobierno y en la oposición, sin tener que estar de acuerdo con alguno de los dos. Un tercer partido, por contraste, hace que los partidos principales se regeneren.

-Desde el CDS o la IU de Anguita, nada crece bajo el PP y el PSOE.

-Es cierto. Hay iconos que han desaparecido, como IU. Su caso es un ejemplo de fracaso total. Desde 1979 ha perdido más de la mitad de los votos, pero da igual. Lo que les interesa es tener cuotas de poder en el cambalache parlamentario. IU se ha convertido en un partido residual pero que tiene la fuerza de que, aunque no le vote nadie, interviene en el poder. Es el símbolo de la degradación política del país. Por eso, sería bueno que floreciera una nueva planta, que incluso pudiera ser algo carnívora.

-¿PP y PSOE están acomodados?

-Por supuesto. Se han convertido en una agencia de colocación. De ahí que, por ejemplo, el PSE hable de que en un sitio puede pactar con el PNV, en otro con EA, en otro… Vienen a decir: «lo importante es colocarse; los principios ya veremos». Como decía Groucho Marx: «si no le gusto, tengo otro yo». En cuestión de principios uno no puede ser compatible con todo.

-¿Por qué sus postulados no encajan en ninguna fuerza ya existente?

-Nuestros principios sí que los han defendido los dos grandes partidos. La unidad de España y la lucha antiterrorista ha estado en el programa del PSOE. Ahora es cuando ha cambiado. Pero lo mismo ocurre con un partido de derechas como el PP. ¿Por qué tiene que estar vendido a los obispos?

-¿Les ha desanimado que Gotzone Mora, Jon Juaristi o Antonio Aguirre se hayan desmarcado de ustedes?

-Han elegido su opción y me parece muy bien. El problema lo tenemos quienes no lo vemos como ellos. Tenemos derecho a buscar nuestro espacio.

-Mora y Aguirre creen que restarían apoyos a los constitucionalistas y beneficiarían a los nacionalistas.

-No, porque buscamos el apoyo de la gente que no va a votar. La gente que vota partidos constitucionalistas, que lo hagan. Pero hay quienes no votan a nadie. Incluso muchos votantes del PNV no han acudido. Eso quiere decir algo.

-Ellos hablan de cambiar al PSOE desde dentro.

-Esa esperanza la tuve durante mucho tiempo.

-Ustedes propugnan unirse a Ciutadans para las generales.

-Lo mismo que ellos salieron inspirados en los movimientos cívicos del País Vasco, nosotros nos hemos sentido animados al ver que en Cataluña ha crecido una plantita a la sombra de los grandes partidos.

-Algunos analistas consideran necesario un partido nuevo en el Congreso con 30 escaños. ¿Lo ve?

-Y yo siempre que jugara a la lotería me conformaría con el tercer premio. A veces te toca y otras veces no.

-¿Es muy aventurado el análisis?

-Yo creo que sí. Quizá es que como soy el más mayor y el más escéptico y el que trata de pillarse menos los dedos… Cuando a uno le gusta mucho una cosa tiendes a pensar que todo es factible.

Rosa Díez

-¿Cuál es el sustrato mínimo que necesitan?

-Es difícil de cuantificar. No solo se trata de tener un número, sino de que haya gente cualificada. En política conviene tener cierta experiencia y rodaje.

-¿Cómo encaja Rosa Díez en ese perfil?

-Ella es la que tiene que decidir. Está en un cargo de partido y sería una imprudencia hablar por ella. Es algo delicado. Ha trabajado mucho por cambiar su partido desde dentro. Ella debe decidir si quiere seguir haciéndolo desde dentro o iniciar otro tipo de aventura.

-¿Su presencia sería el espaldarazo definitivo al partido?

-Rosa es valiosa siempre. Lo es en el Parlamento europeo y lo será allá donde esté.

-¿La ve como su cabeza de lista?

-Yo no veo nada. Vivo al día y ahora mismo solo pienso en el Derby de este fin de semana (las carreras de caballos de Ascot).

-¿Le gustaría?

-Me encantaría que hubiera personas como Rosa. Pero puede ser ella u otra persona como ella.

Anuncios